Lunes, 07 de abril de 2008
Cuando éramos pequeños mi madre nos llevaba a todos los cumpleaños.

El protocolo era siempre el mismo: Antes de salir mi madre nos decía: "Merendar bién, que luego no hay cena". Llegábamos a casa del homenajeado, le dábamos su regalo y salíamos pitando a unirnos al resto de los niños alrededor de una mesa llena de sandwiches de chorizo, medias noches de jamón y queso y alguna otra chuchería. Tarta de cumpleaños, apagada de velas y a jugar. Unas veces con juegos organizados, otras no.

Pero lo más era cuando, despues de los juegos, había CINE. Entonces todos los niños pasábamos a la habitación más grande de la casa, y sentados en el suelo, a lo indio, contemplábamos, absortos, la peli de Disney de rigor.

Este sábado, nuestro amigo Lúgar ha celebrado su 40 cumpleaños.

Globo de los 40

Lúgar y Mergon son unos anfitriones estupendos y siempre se acuerdan de nosotros en las ocasiones especiales.

Nos reunieron a un nutrido grupo de amigos y nos dieron una estupenda cena a base de pichirilis* y charleta. Tarta de cumpleaños, apertura de regalos y bajamos a un gran cuarto en donde juega habitualmente Memé, a ver un video-montaje de fotos antiguas, de esos en los que alternas la sonrisa con la carcajada y con alguna que otra lágrima furtiva.

Despues, jugamos al Singstar, que consiste en cantar en parejas, y recibir una puntuación por parte de la máquinita en cuestión, que valora lo bien que entonas y eso. Esto hace que se convierta en una pequeña competición, si quieres, o en una buena tanda de carcajadas, por parte del resto de los presentes, si insistes en interpretar...

                                       Singstar



Pues allí, sentada en el suelo, a lo indio, viendo los cogotes de algunos invitados, sucedió.

A lo indio

Me marché a mi niñez. A las fiestas de cumpleaños de hace más de tres décadas, a los sandwiches de chorizo, a los regalos envueltos con papeles brillantes, al Cineexín y a las risas infantiles que disfrutaban de una tarde preparada sólo para ellos.

Gracias, Mergon y Lúgar, por habernos hecho pasar un buen rato, en el que yo, por unos instantes, volé hacia mi más tierna infancia.

El regalo de Memé




*Pichirilis: Aperitivos de todas las formas, colores y sabores inimaginables que, además, están ricos.

Tags: chascarrillos

Publicado por talipo @ 17:11  | Chascarrillos
Comentarios (5)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Lugar y Mergon
Lunes, 07 de abril de 2008 | 19:45
El ?xito de la celebraci?n fue estar rodeado de la gente que m?s quieres, y desde luego, vosotros, est?is en los puestos m?s altos de esa lista.

Gracias por vuestro cari?o, por vuestra alegr?a y por el regalazo. Os queremos mucho.

L?gar+Merco
Publicado por Invitado
Lunes, 07 de abril de 2008 | 21:07
Pero qu? bonito!!

Margar (la hermana de L?gar)
Publicado por talipo
Martes, 08 de abril de 2008 | 9:56
Qu? buenas visitas... me encanta veros por aqu?.Gui?o
Publicado por cursilinia
Martes, 08 de abril de 2008 | 18:51
Qu? maravilla recordar viejos tiempos!? pero lo mejor y t? lo sabes Polita es tener amigos con quien compartir esos ratos. A ver si me dices como me suscribo al tu blog para que me entre en el correo?ya sabes lo torrrrrrrrrrrrpe que soy?jejeje es que no
Publicado por talipo
Mi?rcoles, 09 de abril de 2008 | 0:39
Hola Anica, pues s?, lo mejor es poder disfrutar de esos momentos en buena compa??a.

No tengo ni idea de si mi blog ofrece esa opci?n. Lo investigo y te cuento.