Mi?rcoles, 14 de mayo de 2008
Este fin de semana hemos estado en Noja.

Un invierno amable y una primavera turbulenta están dando sus frutos.

La mañana del domingo, de paseo, pude ver los limones, que los hay siempre y en cantidad.

En verano y en invierno, ya que son luneros, con una floración y una cosecha cada mes.

Limones luneros

Algunos llegan a alcanzar tamaños sorprendentes y son ácidos, muy ácidos...

También hay ciruelas. Por primera vez. Los pisardis de casa tienen 36 y 38 años,  se plantaron cuando nacieron mis hermanos.

Ciruelas

Aun no están maduras, claro, pero huelen muy bien. Y cuando las vi sentí un cosquilleo orgulloso. ¡Por fin!

Y las metas, pequeñas fresas silvestres, muy escasas, que hay que saber buscar y encontrar.

Aunque vale la pena llegar a ellas. Meterse una meta en la boca, cuando está madura, hace que todas las papilas gustativas se pongan en funcionamiento. Su sabor es rotundo y dulce.

Metas

Y son tan bonitas....

Meta

Mucho agua y mucho sol es necesario para que todos estos frutos engorden y maduren.

Agua como la que tuvieron Emi y Unai el sábado, cuando decidieron casarse en Noja.


Boda


Y sol como el que lució al día siguiente.

Tartas



Que su amor madure y de frutos como los que nos da la tierra.

Y que nosotros lo veamos.

Tags: Chascarrillos

Publicado por talipo @ 14:50  | Chascarrillos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios