Mi?rcoles, 16 de julio de 2008
El viernes por la mañana salimos para Málaga.

No se si es por que normalmente tiramos para el Norte, pero el paisaje andaluz llama poderosamente mi atención y hace que me embelese contemplándolo.

Desde Despeñaperros los olivos se agolpan a ambos lados de la autovía.

Olivos

Discurren en ordenadas hileras, subiendo por lomas y montes, salpicados por blancos cortijos y almazaras, que llenan el aire de ese olor a aceite crudo tan penetrante.

Olivares

En esta época están frondosos. Y atravesando Jaén y Granada llegan hasta los Montes de Málaga.

Tags: Vericuetos, jaén, granada, málaga, andalucía

Publicado por talipo @ 16:51  | Vericuetos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios