Martes, 30 de septiembre de 2008
Así, sin haber avisado antes. "Haz la maleta que nos vamos"- me dijo Jucha. "Pero ¿y que meto?"...

la única pista...

Un par de pantalones, una blusa fresquita y una camiseta gorda, el pijama... Y una cazadora, por si acaso.

Y tres horas despues veía esto desde la ventana de nuestra habitación:

¡¡¡El castillo de Monterrei!!!

El Castillo de Monterrei, al ladito de Verín, en Orense.

Una vez instalados en el Parador, bajamos a Verín, a hacer una toma de contacto. Nos acercamos a la Plaza Mayor en donde se celebraba un mercadillo medieval, echamos un vistazo y decidimos volver el domingo, a aprovisionarnos.

mercadillo en la plaza mayor

Paseamos por la calle Mayor, admirando bonitos edificios de finales del s XIX y principios del pasado.

               

Y sorprendiendonos con el caracter revolucionario de los gallegos.



Tras el paseo decidimos irnos a comer. Y lo hicimos en Gallego, restaurante que las dos guías que solemos manejar recomendaban como la mejor opción en la zona...

A cinco kms escasos, en dirección Orense, nos tomamos unos buenos pimientos verdes fritos.

¿de padrón?

Acompañando a un buen entrecot y a unos jugosos escalopines de ternera al Oporto.

                    
                    

El tinto de la casa nos gustó tanto que preguntamos de donde era, y ahí empezó nuestro vericueto de la tarde...









Tags: Vericuetos, cacerolas, verín, orense, galicia

Publicado por talipo @ 17:08  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Carmen43
Martes, 30 de septiembre de 2008 | 23:20
?BRAVO POR JUCHA!!!
Ya estoy deseando leer el vericueto de la tarde,precioso balcon o ventanal ,no se como sera siu nombre correcto ,pero tendria que ser un gustazo mirar por el.
Publicado por talipo
Mi?rcoles, 01 de octubre de 2008 | 0:10
Creo que "mirador" es la palabra adecuada. De esta zona y para todo el Norte se estilaban mucho, daban luz a las casas, protegiendo a los que estaban dentro de las inclemencias del tiempo.

Besotes, carmela...