Jueves, 02 de octubre de 2008
Monterrei- Verín- Castrelo do Val- Laza- As Eiras- Campobecerros- Castrelo do Val- Caldeliñas- Servoi- Fontefría- Campobecerros- A Gudiña- Requejo- San Martín- Santa Colomba de Sanabria- Mombuey- Valladolid

por la mañana...

Lo que más nos gusta de Paradores, además del tipo de edificios en donde está enclavados, y el entorno... son sus desayunos.

el desayuno
                                 los restos...

Y así dejamos los platos.

verín, desde el parador

Un paseo, trás el pantagruélico desayuno, nos ofrece una estupenda vista de la ciudad de Verín.

Y, aunque aún hace calor, ya vemos aparecer la famosas revientameriendas.

ó jodemeriendas

Las llaman así ya que nacen con las primeras humedades, o sea, que mejor no sentarse en la hierba, a partir de ahora...

Hacemos la maletita (sniff...) y nos damos otro paseo por Verín, para terminar de verlo.

Paseamos la parte más antigua, muy deteriorada. Lástima de política de urbanismo, la de este país, que prima las construcciones modernas, mientrás los cascos viejos se pierden.

Desde todas las esquinas aparece, dominando, la fortaleza de Monterrei.



En una placita, el monumento al prota de las fiestas.


         

El Cigarrón, la figura más arcaica de sus carnavales.

Y en una cuidada calle, la iglesia de Nuestra Señora de la Merced, con su colegio adosado.

          

Y mucha parroquia...

Partimos hacia Laza, a través de un hermoso valle, bordeado de plantaciones de castaños y viñedos. El colorido es hermoso y brillante.

Laza tiene un caserio antiguo, de piedra y pizarra.

            el pueblo

Coronado por una curiosa iglesia, a la que abraza el cementerio.

            de la asunción 

Nos cuenta, amablemente, el cura, que aquí en Galicia, las leyes de la Desamortización, que incluían el traslado de los cementerios a las afueras de los pueblos, no llegaron a cuajar. Y las gentes se siguen enterrando alrededor de su parroquia.

Y desde tiempos inmemoriables...

Muy antiguas...

También nos cuenta que este año le han dado una buena subvención, y que, por fín, va a arreglar la Iglesia. Empezando por sus preciosas puertas de madera labrada.

          

Qué bonitos los clavos, en forma de corazón, de Sagrado Corazón, claro...

El camino hacia As Eiras va paralelo a un afluente del Támega, mientrás sube por el monte.

           as eiras

Entre castaños e higueras, esta aldea, alejada del mundanal ruido, hace que apetezca quedarse a vivir aquí. Aunque te pases tres meses al año aislado, por la nieve... ¿Tendrá Internet?

Llaman mi atención los pasadores con los que se atrancan las puertas de las cuadras.

          pasador

                                ¡¡¡Son preciosos!!!

Y sobresalta a Jucha en lo que se transforma la supuesta carretera a Campobecerros.

¿carretera?

Cuando tengamos el 4X4 se va enterar el MOPU...

Deshacemos el camino hasta Caldeliñas y allí tomamos la OU-114.

mojón

Inaugurada ayer, aún no tiene pintados ni los kms en los mojones.

El paisaje cambia bruscamente, el bosque autóctono da paso a pinares de repoblación y grandes manchas de bosque bajo, de brezo y retama.

el cielo de orense

Entre Fontefría y Campobecerros paramos en el Alto do Foxo, qué contradicción ¿no?. Subimos al Santuario de la Divina Pastora y admiramos gran parte de la provincia de Orense, debe ser uno de los puntos más altos.

En Campobecerros la carretera se vuelve antigua, de autenticos vericuetos, hasta llegar al Encoro das Portas, en donde el río Conso se embalsa y en donde el verano ha hecho estragos.

encoro das portas

Atravesamos la Sierra Seca.

 sierra seca

Y llegamos a A Gudiña, para incorporarnos a la autovía. Es hora de comer, pero el desayuno no nos deja hueco y decidimos continuar camino.

A la ida había vislumbrado, entre copas de árboles, el tejadillo de un campanario que me pareció curioso. Y emprendemos la búsqueda.

Para tener más a mano los desvios, nos salimos de la autovía a la altura de Requejo, y vamos probando en los diferentes pueblos.

Primer intento fallido en San Martín. La iglesia es diminuta y su campanario no llega ni a la mitad del tronco de los árboles que la rodean.

En Santa Colomba de Sanabría parece que vamos a tener más suerte... Pero no. 

            santa colomba de sanabria

Llegamos hasta la parroquia que da nombre al pueblo y aprovechado que tiene escaleras exteriores, nos subimos hasta la espadaña, que no campanario...

            con las campanas

Aquí el cementerio también rodea la Iglesia, como en Laza. El brazo de la Desamortización fué más corto de lo que yo pensaba. Estamos en plena comarca de Sanabría, esto, de Madrid, en 1834 debía pillar lejísimos.

Desencantados volvemos a la autovía. Otra vez será.

Pero Jucha es testarudo y lo intenta de nuevo en Mombuey.

Y esta vez: ¡Bingo!

             
                               

Tal y como había imaginado este campanario es muy peculiar.

           

Y es que, según dicen los estudiosos, fué, en su momento, una atalaya militar, levantada por los templarios a finales del siglo XIII. Al pie de la Cañada Sanabresa, paso de gran importancia.

Una vez cumplida su función, ha venido prestando sus servicios como campanario a los edificios religiosos que se han construido a su vera, a lo largo de los siglos.

           

Detalles decorativos, como la cabeza de res, adosada a una de sus esquinas, que hace referencia al topónimo de la villa. Y el uso de una piedra gris, tirando a verde, proveniente de una cantera local, la dota de una gran originalidad.

los pueblos...

Ella lo sabe y está orgullosa de que su campanario sea Monumento Nacional.






Tags: Vericuetos, verín, orense, zamora

Publicado por talipo @ 14:55  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por asunb
S?bado, 04 de octubre de 2008 | 20:01
Rebotado que bien sabeis disfrutar de vuestros viajes y que delicia compartirlos con [email protected] Gui?o
Publicado por talipo
S?bado, 04 de octubre de 2008 | 20:59
Y cuando los hacemos con vosotros los disfrutamos mucho m?s.Rebotado

besotes!!!