Martes, 13 de enero de 2009
La noche del jueves, 7 de noviembre, al viernes la pasamos en un hotel, que aunque estaba en el término municipal de Gaucín se encontraba más cercano a El Colmenar.

Allí cenamos en un local grandón, frente a la estación. No recuerdo el nombre exactamente, pero podría ser Pilar y Manuel, ó algo así...

La camarera más simpatica y guasona de todo el viaje nos dió estupendamente de cenar, nos hizo reir y se enamoró de nuestros chicos, a los que les ponía ojitos, sobre todo a Navahita.



A la mañana siguiente, nos paseamos por los jardines del hotel, desayunamos, largo y tendido, en una maravillosa galería con vistas sobre el pueblecito de El Colmenar.



Y yo me volví loca sacando fotos de las flores que adornaban el patio.



Pasamos de largo por Gaucín y nos desviamos hacia Casares.



Allí aparcamos a la entrada del pueblo y nos dirigimos hacia la plaza en donde había mercadillo. Despues de comprar algunas joyas dignas de la Corona Inglesa, dossortijascincoeuros, niña...., subimos hasta el castillo, ó hasta lo que queda de él.



De lo que fué un magnífica fortaleza árabe apenas queda un torreón, y algún lienzo de murallla. Pero las vistas valen la pena, Sierra Bermeja por aquí y el Mediterráneo por allí.

Por calles empinadas bajamos nuevamente, y despues de comer unas tortas fritas, típicas de la reposteria casareña, en una pequeña cafetería, entramos a ver la casa de Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza, máximo ideólogo del regionalismo andaluz.




Allí, entre sus cosas, se masticaba la situación de los jornaleros andaluces de principios de siglo XX. Y yo me pregunto ¿Qué habría opinado del PER?

La carretera que lleva a Ronda, por Gaucín, es preciosa, los montes a un lado, el mar al otro.

Llegamos al atardecer a la Arunda romana y nos asomamos al Puente Nuevo para seguir la tradición.


           

Fué anocheciendo mientras callejeábamos. Visitamos los jardines de San Juan Bosco y las Escuelas Salesianas en donde Navahita había pasado algún campamento estival que otro, hace siglos...

Y nos encontramos con un divertido mercadillo medieval. El entorno le iba de perlas.

           

Y la viejuca del puesto del ambar parecía sacada de un capitel románico.



El minarete de San Sebastian se muestra así de bonito a la luz de las farolas.

           

Cae la noche. Y cenamos de pinchos en Los Cazadores, el lugar favorito de Jucha en Ronda.

A la mañana siguiente bajamos a ver los Baños Arabes.



Alimentados por las aguas del Arroyo de las Culebras, estos baños nos hablan de una vida social muy intensa en la ciudad durante los siglos XIII y XIV, cuando fué cabeza del reino independiente de taifas de Abu Nur Hilal Ben Abi Qurra.

           

Los baños conservan todas sus salas, con el sistema hidraúlico intacto.

Y se iluminan a través de hermosas lucernas con forma estrellada.



Es fácil transportarse a la época musulmana desde aquí dentro.



Más tarde, con la llegada del cristianismo, los baños pierden su función original, y se dedican a la fabricación de curtidos.

Cerca de aquí están los otros dos puentes de Ronda, el puente árabe...


           

Y, al fondo, el Puente Viejo, levantado en 1616, sobre otro anterior, que se llevó una riada.

Los campos que rodean la "ciudad soñada" se colorean, con el otoño andaluz.



Y su caserío brilla con el sol.

           

Ya de subida nos topamos con la fastuosa fachada del palacio del Marqués de Salvatierra.

           

Los niños del segundo cuerpo nos sacan la lengua, mientras que las niñas se tapan, pudorosas "sus partes". Todos ellos sujetan sobre sus cabezas el frontón que muestra el escudo de la Casa.

Y de camino a Málaga capital, nuestro destino final, vemos los olivares, sobre verdes praderíos. Y es que las aguas caidas en las semanas anteriores han hecho que los paisajes tuvieran un colorido distinto, para mostrarnos.



Ya en El Candao, comemos en familia.



Y vemos como las nuevas generaciones se digitalizan, a gran velocidad. Esta pequeñaja, en un par de años, me roba el blog...


Tags: Vericuetos, málaga, andalucía

Publicado por talipo @ 20:01  | Vericuetos
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por asunb
Mi?rcoles, 21 de enero de 2009 | 18:37
Que viaje tan bonito, me alegra ver mejor a Jucha y a ti tambien Gui?o ya s? que no te veo pero te leo !!!!!!!!!!!!
Besos.
Publicado por Invitado
Lunes, 16 de agosto de 2010 | 11:21

Mis abuelos y tíos viven en La Estación de Gaucín o lo que es lo mismo El Colmenar y yo nací en Ronda.

Vuestro viaje me ha gustado mucho,pues me ha recordado muchas de las veces que he estado en esos sitios

Yo vivo en Valencia y estoy deseando ir a mi pueblo ,La Estación de Gaucín.

Publicado por talipo
Martes, 14 de septiembre de 2010 | 18:43

[email protected], bienvenido a este blog. Me alegro de haberte traido buenos recuerdos.

Besotes!!!