Viernes, 10 de abril de 2009
En casa es tradición guardar vigilia los Viernes de Cuaresma y el Miércoles de Ceniza. Hay platos típicos como el cocido de Cuaresma y platos que surgen de indagar en la nevera, como éste.



Pongo media cebolla en pedacitos a pochar en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando está transparente añado media lombarda troceada en cuadrados medianos y salpimento.

Rehogo, tapado, durante 10 minutos, a fuego suave.

Destapo y añado 300 g de sepias limpias*.

Cuezo duarnte 10 minutos más, a fuego mediano.

Rectifico de sal.

Sirvo con una zanahoria pelada y picada en cuadraditos por encima.

Está muy bueno y muy vigilioso..., aunque creo que la próxima vez haré las sepias a la plancha y las añadiré al final, para dar al plato un toque más crujiente.



             ¿No os recuerda a un nazareno?

Este plato va por
[email protected], qué cargan con montones de kilos sobre sus hombros en estos días.



* En Mercadona hay unas cajas con brochetas de sepias muy pequeñas, muy apropiadas para este plato.

Tags: Cacerolas, verduras, cefalópodos, método montignac

Publicado por talipo @ 12:30  | Cacerolas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios