Martes, 21 de abril de 2009
Michel Montignac, el famoso dietista, recomienda el consumo, una vez a la semana, de morcilla. Morcilla de sangre y cebolla, sin arroz. Por su alto contenido en hierro.

En casa nos encantan con las legumbres, pero, a veces, la preferimos en platos más ligeros, como éste.



Corto una cebolla en juliana gruesa y la pongo a rehogar en una sartén grande, con
un par de cucharadas de aceite de oliva.

Cuando está transparente le añado medio repollo rizado, cortado, también en juliana gruesa. Bajo el fuego y dejo que se vaya pochando todo junto, tapado.

A los siete minutos pruebo el repollo y compruebo que está ya hecho, pero aún crujiente. Entonces añado un par de morcillas de sangre y cebolla pequeñas, ó una grande. Peladas y cortadas en trocitos. Remuevo para que se vayan desmenuzando. Añado una pizca de comino.

Dejo tres minutos más. Pruebo y pongo sal,  si es necesario. Este tipo de morcilla es muy sabrosa, y, a veces, no necesita más sazón.

Acompañado por una ensalada de tomate es una comida más que perfecta.



Tags: Cacerolas, verduras, embutidos, método montignac

Publicado por talipo @ 18:39  | Cacerolas
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 30 de abril de 2009 | 11:18
Como sabes que le tengo devoci?n a tito Monty,y soy chica bien aplicada,tomo nota de los ingredientes,que esto cae ma?ana.
Qu? pinta tan estupenda mi ni?a!!!!!
Un besote,Nuria_38
Publicado por talipo
Jueves, 30 de abril de 2009 | 14:50
F?cil y sano!!! Me alegra verte por aqu?.

besotes de polita!!!
Publicado por kris
Martes, 12 de julio de 2011 | 13:14

Me parece una idea genial, y siempre me soprendes que las verduras las guisas sin cocer y así no pierden las vitaminas, segui tu consejo con las acelgas y lo pienso probar con el repollo. Gracias