Viernes, 30 de octubre de 2009
En El Hierro todo es puro contraste, y no iba a ser menos su arquitectura.



Recreando las viejas construcciones insulares, en la Bahía de las Calcosas las casas se visten de piedra negra, volcánica, y se cubren con paja.



De formas cúbicas y colorines, son las de las calles de La Restinga, que bajan, raudas, hacia el puerto.



Como las de El Pinar, en el interior de la isla. Tanajara y Taibique, sus pueblos, apiñan las construcciones.



Mientrás que en Tiñor se colocan a los lados de los caminos, de forma desordenada.

Sí, pinos y castaños dan frescor a la parte alta de este pueblo.




En San Andrés los volúmenes cúbicos se suavizan en las esquinas.



Alternando arquitectura blanca con rupestre. Un pueblo en llano, de los pocos.



La mayoría trepan por las laderas escarpadas y los acantilados.



Con pindias cuestas como en Sabinosa, que está vestida de fiesta,



O Mocanal. De encaladas paredes.



O vibrantes amarillos que juegan con los verdes de puertas y ventanas, y las piedras de las fachadas vecinas.









Tags: Vericuetos, el hierro, islas canarias

Publicado por talipo @ 6:44  | Vericuetos
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Nacho Solaeche
Viernes, 30 de octubre de 2009 | 12:27
Qu? maravilla de fotos tan bien tratadas con tus palabras.

Enhorabuena Paula, me ha gustado mucho; zorionak!!
Publicado por talipo
Viernes, 30 de octubre de 2009 | 12:58
Gracias Nachete, y bienvenido al blog!!!
Publicado por Marhya
Viernes, 30 de octubre de 2009 | 19:14
Es un gusto acompa?aros as? en el viaje, me encantan tus fotograf?as.
Besos.
Publicado por talipo
Lunes, 02 de noviembre de 2009 | 22:12
?Consigues verlas todas, Marhya? Si es as? me alegro mucho.

Besotes!!!