Viernes, 30 de octubre de 2009


Me gustan fotografiar las ventanas de las casas. A veces, a través de ellas, se atisba un poco de su interior. Aunque luzcan visillos, estores o cortinas, ellos saben hablar.



La cultura costera herreña se vislumbra hasta en estos peldaños.



Fuertes cromatismos, de agua y hierba.



Y de sol.



Construcciones quejumbrosas.



Y casas pimpantes.



Detalles espirituales.



Y cotidianos.



Ventanas falsas.



Y de guillotina. Ninguno de los dos nombres me gustan, pero las tres son bonitas...



Picos, picos, picos.



Conmovedoras inscripciones.



Y más picos imposibles.



La herramienta de trabajo en la puerta de casa.



Y el minino.















Tags: Vericuetos, el hierro, islas canarias

Publicado por talipo @ 16:31  | Vericuetos
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Beatroz
Viernes, 30 de octubre de 2009 | 18:54
Me ha encantado todo, las fotos, las cr?nicas y ummmmm, la comida. Estoy deseando ir, pero quedan muchos meses...
Publicado por Vir
S?bado, 31 de octubre de 2009 | 9:16
Hola, me han gustado mucho todos tus reportajes sobre el Hierro, se me hace tan raro (y tan envidiable) que en esta ?poca del a?o uno pueda encontrar esa paz y ese clima!
Publicado por Invitado
Lunes, 02 de noviembre de 2009 | 19:42
Que buenas fotos...noje?o
Publicado por talipo
Lunes, 02 de noviembre de 2009 | 22:07
Es genial que disfrut?is con ello, de eso se trata...

Vir, bienvenida al blog!!!

Gracias a los tres.
Gui?o