Martes, 03 de noviembre de 2009


Alguna marcha, despues de comer, no viene mal. Entre Las Montañetas y San Andrés sale una pista, a mano izquierda, muy bien acondicionada. Al principio transcurre entre pinares.



Una rehala de podenco canario, la raza autóctona, sale a nuestro encuentro. Aquí el cabecilla...



Precisos volúmenes de la mano del hombre copian a la naturaleza.



Despues de un cruce de caminos, empieza la ascensión. Entre pitas y pinos.



Al fondo, entre las nubes, el Teide nos vigila.



Las flores de las pitas adquieren dimensiones descomunales en estas tierras.



Siguiente cruce, a la izquierda de nuevo. Iniciamos el descenso.



Y todo ésto para ver el Arbol Santo de los herreños. El árbol que destila agua por sus hojas.

Hace unos años el visitante podía permanecer incólume ante la leyenda. Pero ahora, que todos conocemos el valor del agua, y los sufrimientos que provoca su escasez..., imposible no estremecerse con la historia.



A su alrededor los pozos en donde se recoge ese bien tan preciado.



Jucha se abraza a su tronco, parece agradecido.



Las gruesas ramas del laurel que sustituye al til* primigenio, muestran el verdor de la humedad, que allí se respira.



Deshacemos el camino, volvemos a las praderas naranjas de Tiñor.



Y al polvo del sendero, mientras nos internamos, de nuevo, en el pinar.


* Til: el primer árbol santo fué así denominado por Dámaso Quesada. Se supone, entonces, que era un tilo. Fué arrancado por alguna fuerza de la naturaleza en 1610. En 1949 se volvío a plantar, en el lugar que se supone el til, un laurel, el actual.

Como habréis supuesto el árbol no destila agua, si no que condensa la humedad que se forma a su alrededor con la lluvia horizontal, típica de la zona, y la deposita en los pozos que lo rodean.











Tags: Vericuetos, el hierro, islas canarias

Publicado por talipo @ 16:00  | Vericuetos
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por violemivi
Mi?rcoles, 04 de noviembre de 2009 | 10:36
Muy interesante cielo, la verdad es que hay cada sitio por ahi verdad?
Gracias por mostrarnos esos lugares tan bonitos y desde ese punto de vista tan natural. Besitossssssssss Chica