S?bado, 02 de enero de 2010
En estos días de comidas y cenas opulentas lo que más me apetece es la sencillez más absoluta.



Una tortilla francesa, de dos huevos, eso sí. Blanquita, con sólo una pasada de sartén y un recogido doble.

La pliego y la sirvo, boca abajo.



Para que al partirla esté jugosa, con el huevo tierno.



Tags: Cacerolas, huevos, monty

Publicado por talipo @ 12:00  | Cacerolas
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Snur
Domingo, 03 de enero de 2010 | 15:21
Esa sencillez de la tortilla francesa, es una delicia!!! A mi muchas veces es lo que m?s me apetece...
Publicado por talipo
Martes, 05 de enero de 2010 | 21:54
?Verdad?

Muchos besotes, nur, cielo.