Domingo, 31 de enero de 2010
Hace una semana, a través de facebook, se puso en contacto conmigo Kris, la mujer de mi primo Igpi.



Han vuelto a Valladolid, después de algunos años. Es el momento de retomar el contacto.

Quedamos con ellos y nos enseñaron la Base Aérea de Villanubla, en donde trabaja Igpi.



Son impresionantes los hangares en donde se alojan los aviones. Así cómo ver las tripas al descubierto de estas naves.

Eso de allí arriba es un motor. Ay, Dios, ¿sólo eso?



Jucha no pudo evitar subir y asomarse a la ventanilla de un avión de Security Air Rescue, que proporcionan servicio de salvamento y rescate de accidentes ocurridos en el espacio aéreo español.



Aquí los reparan y efectúan el mantenimiento adecuado.



Tras la visita a los hangares y a la torre de control, desde donde vimos despegar un Air Nostrum, camino de quiensabedonde..., nos fuimos a su casa en donde sus perros nos recibieron con grandes muestras de alegría. Cómo si nos conocieran de toda la vida...

Allí nos pusimos al día. En los últimos años sólo hemos estado juntos en dos bodas, casi sin tiempo para conversar. Una era la nuestra...

Pero es lo bueno que tiene ser familia, que, aunque hace mucho tiempo que no te has visto, no se pierde la confianza, ni el cariño, y te encuentras charlando, tranquilamente, cómo si la última vez hubiera sido ayer...o anteayer.

Igpi me cuidó de pequeña, muchas veces, mientras mis padres se iban de juerga. Cuenta que yo era la peor de los tres hermanos, y que le daba una guerra...

Y encima, ahora, me va a tener que aguantar, otra vez. El Jueves no consiguió que nos fuéramos de allí hasta pasada la una y media de la madrugada.



Gracias por el paseo guiado por la base, por la cenita y por el buen rato que pasamos con vosotros.

Y gracias, Kris, por dar el primer paso para retomar el contacto. Eres estupenda.




Tags: Chascarrillos, vericuetos, parentelas, villanubla, valladolid

Publicado por talipo @ 10:26  | Chascarrillos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios