Jueves, 04 de marzo de 2010
Martes, 23 de febrero.



¡¡¡Fiiiirmes!!! Todas las mañanas nos despertamos con las evoluciones formativas de nuestro particular rebaño.

Cuando llega su pastor, a bordo del quad, las desperdigadas ovejas se colocan a fila de a dos...Aaar!!!

Jucha lo intenta un rato despues, pero sólo consigue que los carneros se le acerquen, curiosos. Y corran, despavoridos, ante un potente ¡¡¡ooorden!!!



Así, no hay manera.

Hoy visitamos el castillo de Stirling. [ En la redonda coha la tercera salía. Ha llegado a su cortiho- Llevamos la versión andaluza en el GPS.]

Una potente mole de piedra se levanta sobre una roca basáltica de origen volcánico.



Del bastión de los Estuardo frente a los monarcas ingleses, a finales de la Edad Media, apenas quedan los muros exteriores.



Desde ellos se puede ver la ciudad de Stirling, con el puente sobre el río Forth, de vital importancia para las comunicaciones entre el Norte y el Sur de Escocia.

Es la antigua capital de Escocia y William Wallace lucho en estas tierras por su independencia durante años.

Allí están muy indignados con la estatua que se ha levantado en su honor. Para ella posó Mel Gibson, cómo si fuera el único responsable de la fama de su héroe nacional. No vale la pena verla...-nos dice un oriundo.



El castillo, por el que nos podemos pasear hoy, data de los reinados de Jaime III, Jaime IV y Jaime V.



El imponente salón del trono fué diseñado por Robert Cochrane, que vivió en la segunda mitad del siglo XV.

Impresionante su techumbre y las enormes vidrieras.



Además de un minucioso museo de la guerra, las estancias palaciegas acogen una divertida reproducción de las cocinas.



Con distintas escenas, que recrean la vida cotidiana del castillo, mientras se prepara un gran banquete.



En otras dependencias se encuentra un telar, en el que se ejecuta, en directo, una réplica del famosísimo tapiz del Unicornio.

Un taller de talla, celdas, barracones...

Pero lo que más me impactan son las dos fachadas que Jaime IV mandó levantar, en un peculiar estilo, que se sale del goticismo imperante y entra, de lleno, en el Renacimiento.



Estilizadas columnas salomónicas escalan por sus muros, adornadas con figuras humanas y mitológicas.

Cerca de la entrada principal del castillo, Portcullis Gate, se encuentra la antigua Escuela de Gramática.



Reconvertida en una agradable hospedería, con pub, en su planta inferior, en el que podemos tomar unas cervezas.



Y comer...



Por la tarde nos acercamos a Crieff. En su entrada hay una enorme tienda dedicada a los adornos navideños.



Sólo para locos del tema... No hay nada fabricado allí, todo es importado de Alemania, Austria y Jerusalem. No hay tradición.

Luego damos un paseo rápido por el pueblo. Hace mucho frío y el sol hace rato que se ha ocultado.



Calle arriba, calle abajo... me gustan sus juegos de tejados irregulares. Los cuidados escaparates de sus pequeñas tiendas. Las chapitas en las puertas con los nombres de los que allí residen: MacDonall, MacArthur, MacMillan...



Crieff es muy parecido a cualquier otro pueblo escocés, pero tan diferente a los de aquí...

De vuelta se nos echa la noche encima. Sólo son las seis de la tarde, pero la oscuridad lo llena todo.

El GPS nos guía por la ruta más rápida hasta Acham... Y la más inhóspita.

Eyhhh... ¿Habeís visto? Para el coche Jorro...



                                      ¡¡¡Venaos!!!

Unos cientos de metros más adelante la carretera se estrecha, cruzamos un puentecillo que nos avisa del peligro de la ruta en condiciones climáticas adversas, pero seguimos adelante.

Y ¡¡¡zasss!!! la furgoneta se desliza hacia un lado, sobre una placa de hielo. Jorro ralentiza la marcha, pero la carretera está cada vez peor.

Pachiiiiiii, que va delante, decide parar cuando llega a un ensanchamiento. Según el GPS estamos a 7 km de casa... Albri encabeza una expedición para tantear el terreno. No tiene buena pinta.

Aprovechamos la pequeña explanada para dar la vuelta. Las furgonetas resbalan, los mayores nos bajamos y empujamos, los conductores consiguen enfilar de nuevo el camino de vuelta.

Marher grita jubilosa: ¡¡¡Lo importante es participar!!! Bendita inocencia la de sus 6 años...

Ya vislumbramos las luces de Acham, respiramos tranquilos, estamos llegando a casa cuando un enorme camión, cargado de troncos se cruza con nosotros. Para y nos da paso. Intentando apurar al máximo el espacio caemos en una zanja. Está llena de barro y la furgoneta patina. El conductor del camión y un chico, que le sigue, intentan ayudarnos.

¿Aún no he hablado del fuerte acento escocés, verdad? El inglés se convierte en sus bocas en un idioma absolutamente extraño para mis oidos. Pero el lenguaje universal de los gestos nos hace ponernos de acuerdo.

El camionero se marcha y deja al chico sólo con los inexpertos turistas, que somos nosotros. Tras varios intentos la furgoneta sale de la zanja. Gritamos alborozados, abrazamos a nuestro simpático ayudante y, por fin, llegamos a casa.

                     

                                                          
                                                          "Home, sweet home"






Tags: Vericuetos, escocia, reino unido

Publicado por talipo @ 10:22  | Vericuetos
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Kris
Jueves, 04 de marzo de 2010 | 11:25
Pero que fotos mas expectaculares, me encanta como mezclas historias de hoy con la historia; es f?cil seguirte en tus viajes y excursiones.Divertido
Publicado por Marhya
Jueves, 04 de marzo de 2010 | 14:58
Menos mal que s?lo fue el susto!!

Me ha encantado ver las fotograf?as de algunos lugares que s?lo he conocido como escenario de novelas.

Besos.
Publicado por sol iris
Jueves, 04 de marzo de 2010 | 22:41
Madre m?a qu? susto m?s gordo!!. A nosotros tambi?n se nos meti? la furgoneta en un barrizal en Glasgow y un nativo que tambi?n hablaba algo que ?l consideraba que pertenec?a a la lengua inglesa nos sac? con su s?per 4x4.
?y qu? ser?an las excursiones sin estas emociones? ....
Publicado por Invitado
Jueves, 04 de marzo de 2010 | 22:44
Por cierto...?y los decimon?nicos e la quinta foto????
Y el GPS, ni que fuera de Bob Esponja, qu? surrealista ?no?
???y qu? foto m?s increible la de los venados!!!! ImpresionantelocoMuchas risas
Publicado por sol iris
Jueves, 04 de marzo de 2010 | 22:46
El invitado era yo de nuevo, que se me ha pasado poner el nombre de uuario. Ay que te lleno el buz?n!!!
Publicado por talipo
Viernes, 05 de marzo de 2010 | 9:16
Kris, es que espectaculares son los paisajes...preciosos.

Marhya, Escocia es el escenario prefecto para tus novelas, castillos rom?nticos entre la bruma, bosques profundos, lagos encantadores...

Sol, menos mal que los escoceses son simpatiqu?simos. Con eso compensan con creces lo cerrado de su acento.
Los decimon?nicos formaban parte del rodaje de una peli. Unos d?as m?s tarde coincidimos con ellos, tambi?n, en el castillo de Edimburgo.
Y la foto de los venados es de Jucha, yo, ese d?a, iba metida en la parte de atr?s de la furgo, y con los cristales tintados era incapaz de sacar nada bueno.

Besotes!!!