Lunes, 03 de mayo de 2010
Hacer el viaje a Melilla a través de Nador (Marruecos) tiene una clara ventaja: El coste del billete, que es bastante más reducido que viajar con Iberia directamente.

A la ida el paso por la aduana del aeropuerto y por la frontera se nos hizo menos pesado, serían los nervios de la llegada...

Pero la vuelta... Gongar nos dejó en el paso fronterizo y pasamos andando, que tiene su ¿encanto?... El sábado es día de mercadillo, los coches y furgonetas marroquíes se amontonan para pasar.

Nosotros, con nuestras maletitas, nos ponemos en la cola de los viandantes y no tardamos en llegar a la zona neutral.
Volvemos a ponernos en otra cola y cuando llegamos nos indican que tenemos que rellenar un papel...Oh cielos, el que rellenamos a la entrada... Otra vez la famosa pregunta... Menuda obsesión de los funcionarios de fronteras con que si escribimos en un periódico... No, no y no...

Volvemos a ponernos a la cola de los caminantes, y, por fín, pasamos. El Libélulo comenta que parecemos de Callejeros, pero cualquiera saca la cámara para inmortalizar el momento, con la obsesión que tiene aquí con los periodistas, igual me la requisan... con todas las fotos de Melilla...

Ya en tierra marroquí nos recoge Mohamed, el taxista que nos trajo a la ida, otro taxista se pone a su lado y le echa una bulla...Mohamed deja pasar a sus manos unas monedas, intentando tranquilizarle. Se habrá metido en su terreno...

De la frontera al aeropuerto hay unos 40 kms, por una especie de autovía de tres carriles, con rotondas, pasos de cebra y motoristas suicidas que la atraviesan, para ir a ningún sitio...

En las rotondas hay gente esperando y cabras pastando...

Los pueblos que atravesamos son de una pobreza... Las aceras no existen en la mayoría de ellos y las construcciones a medio terminar se suceden.



Según nos vamos acercando al Nador, la carretera se va decorando con algunas palmeras, pero nuestros compañeros de autovía siguen siendo de lo más variados...



Entre los distintos pueblos hay algunas tiendas de objetos típicos.



Me encantó ésta...



Y por fín llegamos al aeropuerto, mucho más relajados, sólo íbamos tres en el asiento trasero... Vamos con tiempo de sobra y no es un gran aeropuerto.

Pero empieza el baile de los pasaportes... hasta cuatro veces lo enseñamos, otra vez hay que rellenar el dichoso papelito, otra vez la misma pregunta. Pasado el control de acceso (1), enseñamos los billetes (2) y facturamos una maleta. Nos ponemos a una ¿cola?, para entrar en el control policial. El personal del aeropuerto parece despistado, salimos cuatro vuelos en media hora... Van llamando a los de los vuelos más próximos a su salida...a gritos... la gente salta por encima de la ¿fila? Y cuando consigues entrar ves sólo dos cabina de control abiertas, tienes que elegir cola, ahora sí, pero compruebas que ésta se va haciendo cada vez más nutrida ya que no avanza, las señoras modelo panzer se abren hueco y ves al listillo de turno, que en el mogollón de entrada estaba varias personas por detrás tuyo, cómo se explaya contándole nosequé al poli de la cabina...Y dos horas despues llegas, vuelves a sacar el pasaporte (3), el policía te echa un vistazo rápido y te hace un gesto con la cabeza... Ahora llega el momento de desnudarse y dejar tus bienes más preciados sobre la bandejita, quitarte la botas, el cinturón, la alianza, el collar... y pasar por el arco, deseando quenopite, quenopite...y con el pasaporte entre los dientes (4).Otro señorín comprueba que tiene los 58 sellos... Rescatas la bandeja y vuelves a ponértelo todo encima...

Y cuando sales, con una sonrisa de oreja a oreja, respirando,  un empleado de Ryanair te arenga, como si fueras la última de los pasajeros, que llega tardíiiiisimo, y que por culpa tuya el avión no ha despegado aún...
Pero observas que dos de tus compañeros de viaje van mucho más atrás.

Karen y yo esperamos a El Libélulo y a Jucha durante otros 15 minutos, mientras un marroquí calenturiento nos mira guasón y nos indica, con gestos, que entremos otra vez... Já, con lo que nos ha costado salir...

A los chicos les han cacheado... dentro de una diminuta cabina con cortinilla...de ahí su tardanza...
¡¡¡Qué bobos!!! Las hierbas las llevaba yo... Tongue

Ya en el avión, ¡¡¡por fín!!! cogemos los asientos con una gana, llevamos un montón de tiempo de pie... y esperamos otra media hora...



Cuando despegamos parece que han pasado mil horas desde que Gongar nos dejó en la frontera.

Vemos, desde arriba, la Mar Chica, esa gran albufera que caracteriza la región de Nador, y los campos verdes que deja atrás.

Y luego ya sólo agua...



Hasta que descubrimos las cumbres aún nevadas de la Bética.

¡¡¡Ya estamos en casa!!! y me dan ganas de gritar: ¡¡¡Sí, soy periodista!!!



Tags: Vericuetos, chascarrillos, marruecos

Publicado por talipo @ 17:23  | Vericuetos
Comentarios (7)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Lugar
Lunes, 03 de mayo de 2010 | 23:26
Je, je, esta cr?nica es la que quer?a leer, para contrastar los hechos que me hab?a relatado. Que sepas que Josean no lo pinta tan mal (vamos, que piensa repetir). Muchas risas

???Preciosas cr?nicas sobre Melilla, Polita!!!
Publicado por Kris
Martes, 04 de mayo de 2010 | 10:09
Me ha encantado este viaje como el resto de ellos tengo la sensaci?n de ir en la maleta de la c?mara de UNA PERIODISTA. Muy bueno
Publicado por talipo
Martes, 04 de mayo de 2010 | 11:17
Claro L?gar, ?l iba solo y seguro que hizo una f?rrea defensa contra se?oras gordas y despisteros...

Kris, no sabes que obsesi?n tiene all? con ese tema... La pr?xima pongo que soy ama de casa.
Publicado por Libelulo
Martes, 04 de mayo de 2010 | 14:57
Nunca pens? que me har?a tanta ilusi?n ver a un Polic?a Nacional... Viaje duro, pero lo piensas ahora, y fue una buena experiencia... Repetir?...? Casi seguro.

Gran cr?nica! y mola ser uno de los protas.

Besi?os
Publicado por talipo
Martes, 04 de mayo de 2010 | 15:14
Nosotros seguro que tambi?n, he estado viendo los precios normales de los vuelos a Melilla y son escandalosos. Eso s? nos llevaremos un bast?n-banqueta o algo as?, para la larga espera en el aeropuerto. Muchas risasMuchas risasMuchas risas

Es un placer que t? seas uno de los protas, das mucho de juego...Sonrisa Gigante

Besote, Lib?lulo!!!

PD No s? si Karen est? viendo las cr?nicas???
Publicado por Karen
Domingo, 09 de mayo de 2010 | 14:34
Polita! Al habla Karen. Tarde, pero te he le?do. Vaya avwntura la de Nador! Yo creo que el de Ryanair nos quer?a cambiar por un camello...

Pero luego vio la planta de Jucha y dijo...S? hoooombre!!!!

Habr? que repetir otro viaje as? juntos, aunque quiz? haya que pensarse ahorrar y volar a Melilla como el resto de...los periodistas
Publicado por talipo
Domingo, 09 de mayo de 2010 | 20:06
Muchas risasMuchas risasMuchas risas no nos va a quedar m?s remedio que ir haciendo hucha, aunque a mi la experiencia me gust?. En menos de tres horas te das cuentas de en qu? tipo de sociedad vives, y lo privilegiada que eres con ello. A veces hay que contrastar para valorar, y est? claro que el contraste Melilla/Marruecos es demoledor.

Besotes y me alegra verte por aqu?.