Lunes, 08 de noviembre de 2010

Para percatarme de que el oto?o ha llegado necesito pasar un finde en casa de Beatroz (antes Bean) y El Pelirrojo.

Sin embargo, este a?o, la estaci?n va retrasada. Y el ambiente es m?s de finales de verano que oto?al.

S?lo a ras del suelo se empiezan a notar las primeras noches fr?as que mustian algunas plantas.

El s?bado vamos hacia el pinarillo, a ver si hay setas. Para ello atravesamos j?venes grupos de encinas.

Y donde las con?feras...ni un m?sero hongo.

Aunque las vistas compensan el paseo.

A estos cerros mi abuelo les llamaba San Mam?s, qu? fino ?l.

De vuelta nos topamos con Gato en la terraza.

Dispuesto a formar parte del aperitivo. Pero Sella lo echa de malas formas, el alma de drahthaar le puede...

Tras las estupendas alubias rojas de Beatroz se impone siesta.

Y paseo.

Jucha, Sella y yo bajamos hasta la dehesa.

???????

Nunca dejan de impresionarme las encinas de esta zona de Navalsauz.

De troncos grandiosos y retorcidos.

En el cebadero los terneros nos miran curiosos. ???Qu? guapos son!!!

A la vuelta la chimen?a est? encendida.

En esta casa siempre siento calor de hogar.

Y ma?ana m?s...



Publicado por talipo @ 11:33  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Marhya
Lunes, 08 de noviembre de 2010 | 14:51

Polita, ¿quién disfrutó más, Sella o vosotros?

besos.

Publicado por talipo
Lunes, 08 de noviembre de 2010 | 16:47

Me alegro de que me hagas esa pregunta!!!

Es una gozada ver a la perruca corretear libremente por el campo, decubrir nuevos olores que rastrear, conocer otros animalillos...

En fin, qué vamos a pachas.

 

Besotes!!!