Domingo, 05 de diciembre de 2010

Despues de comer volvemos al coche. En Venta de Rampias abandonamos la carretera para dirigirnos hacia Los Anchos. El carreter?n es tan estrecho que yo llego a pensar, en varias ocasiones, que ese nombre est? puesto con la sorna cl?sica de los andaluces.

Pero no. De repente se abre un precioso y fecundo valle, con amplias praderas a la izquierda del arroyo y un impresionante farall?n rocoso, cerr?ndolo.

Y all? encontramos dos peque?os pueblos, que han sufrido terriblemente con la inmigraci?n, pero que parecen no querer desaparecer.

Dejamos el coche y nos paseamos hasta Prado Maguillo.

Una peque?a, pero selecta, ganader?a del famos?simo cordero segure?o, un manjar en los platos de la zona...

Bonitos cortijitos restaurados, que se ocupan en momentos de ocio...

Y un gracioso ecomuseo, Alma Serrana, le dan nueva vida a la zona.

En este museito, de fundaci?n privada, y al que se pasa a ser socio de por vida con la primera entrada, se exhiben cientos de objetos recuperados, que nos hablan de Los Anchos, de Prado Maguillo y de la Sierra de Segura.

Con divertidas recreaciones, en unos cuantos metros cuadrados, consiguen contarnos, con mucho cari?o, momentos entra?ables, oficios del lugar, noticias, recuerdos...

Con todo el material del que disponen podr?an ocupar varios de los edificios abandonados que tienen al lado. Y volver a llenarlos de actividad.

Desde luego que se trata de una labor de recopilaci?n muy encomiable.

Deshacemos lo recorrido y en el cruce tomamos la direcci?n de Miller.

De La Toba nos han contado que la atraviesa el agua, y que su producci?n de nueces es impresionante.

En cada casa hay un nogal, es verdad, pero nadie por la calle.

Y marchamos hacia el embalse de Anchuricas.

Aparcamos y nos damos un paseo.

Contemplando los colores de oto?o y su reflejo en las turquesas aguas del pantano.

En un peque?o rellano se levanta la nueva iglesia de Casicas del R?o Segura. Con un desprovisto campanario. Unos cientos de metros despues del pueblo.

Aunque, en realidad, el viejo Casicas queda bajo estas aguas.


Va oscureciendo y yo me empe?o en volver por distinto camino al ya realizado. Error. La carretera hacia Santiago de la Espada y Pontones debe ser preciosa de d?a, pero por la noche aparece sumamente oscura y complicada.

En Santiago paramos a llenar la despensa. Aqu? hay m?s vidilla, pero es tarde, estamos cansados y a?n nos queda mucho trecho por delante.

Por la carretera de La Cumbre llegamos de nuevo a la bifurcaci?n hacia El? Yelmo y de all? a Los Arroyos y Segura.

Buenas noches.

?

Alma Serrana


Publicado por talipo @ 16:24  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Casicas
Jueves, 22 de diciembre de 2011 | 1:15

Hola. ¿Cómo no han puesto una foto de mi aldea?, je je. Ah, el campanario no tiene campanas porque las rompieron... Un saludo. http://casicasdelriosegura.blogspot.com

Publicado por talipo
Jueves, 22 de diciembre de 2011 | 10:26

Hola Casicas, [email protected] al blog. La verdad es que no llegamos a entrar en tu pueblo. Lo dejamos para la próxima vez, que la habrá, la zona es preciosa y volveremos seguro.

Saludos!!!