Lunes, 06 de diciembre de 2010

S?bado, 6 de noviembre.

Me despierto demasiado pronto. Me acerco a la terraza y veo como la bruma cubre totalmente el Embalse del Tranco. Por encima las cumbres est?n limpias.

Espero, de nuevo, un d?a soleado y c?lido.

Los primeros rayos colorean El Yelmo.

Orcera es uno de los pueblos m?s grandes de la zona, con m?s de 2000 habitantes.

Las casas encaladas de su barrio alto trepan por la ladera del Pe?alta. Conservando el reticulado medieval de callejones estrechos.

Y plazoletas.

Con detalles y rincones que dotan de belleza este poblach?n, que podr?a parecer insulso de un solo vistazo.

El eclectico ayuntamiento comparte plaza con la iglesia, y con una fuente-tarta.

Nuestra Se?ora de la Asunci?n fue levantada en el siglo XVI. Reconstruida tras las guerras napole?nicas y restaurada hace muy poco.

Su campanario us? como base un torre?n de la vieja muralla para erigirse.

Su fachada fue traida del Convento de Santa Mar?a de la Pe?a, cuando ?ste se abandon?. Piedra a piedra.

Y en el interior, una sola nave, pimpante, nos muestra una serie de b?vedas de inspiraci?n g?tica, a?n.

Entre cal y cal, algunas casas de principios del siglo XX se permiten el color. Y buenas puertas, con estudiados detalles de herrer?a en mirillas, rejas y picaportes.

A las afueras, saliendo por el pol?gono, podemos ver en l?nea las tres torres vigias de Santa Catalina, de origen ?rabe y funci?n incierta.

Pasamos de largo por Cortijos Nuevos y llegamos a Hornos de Segura.

Dejamos el valle para volver a ascender por un camino sinuoso. Y all? est? la Madinat de Fumus de los ?rabes.

Con un emplazamiento inexpugnable que s?lo permitio a los cristianos acceder a partir de 1239.

En su cumbre se encuentra el castillo, en proceso de restauraci?n y que se va a dedicar a Taller de Astronom?a.

En la parte de atr?s del Ayuntamiento se situa el balc?n del Aguil?n. Desde all? podemos ver las estribaciones m?s cercanas del pantano del Tranco y los ordenados olivares que rodean al pueblo.

Con las aguas del Tranco se cubrieron las mejores tierras del municipio. Eso provoc? un movimiento de despoblaci?n importante.

La iglesia de la Asunci?n, del siglo XVI, nos recuerda a su hom?nima de Orcera, aunque su estado es mucho m?s lamentable.

La bonita fachada, de un plateresco naciente, parece derretirse, c?mo un helado en un d?a de agosto.

Dentro destacan unas coloristas vidrieras y una curiosa pila bautismal.

Doble. ?Ser? para ahorrar agua?

En las calles volvemos a sentir la calidez de Andaluc?a.

Caminamos hasta la Puerta de la Villa, de factura ?rabe, y desde la que podemos seguir perdiendo la vista en el paisaje circundante.

En su parte de arriba hay restos de un fuerte romano. Estamos ante la entrada natural al pueblo, reciamente protegida por las sucesivas civilizaciones que poblaron la villa.

Seguimos perdi?ndonos por sus recoletas y empinadas calles.

Posando la vista en el detalle.

Descubriendo nuevos lienzos de los amurallamientos cristianos, que la ciudad ha embutido en sus entra?as.

Aconsejados, de nuevo, por Ant?n, seguimos por la carretera de los miradores hacia Pontones.

En el primero la vista vuelve hacia Hornos, de nuevo, para ver c?mo se recorta contra el cielo.

En el de Huelguecillas, y siguientes, los ojos se van hacia el paisaje, que los pinos laricios vuelven a llenar, del pantano hacia las sierras segure?as.

Se trata de una carretera llena de curvas, con un firme nuevo y seguro, que vale la pena hacer a baja velocidad.

Pretendemos comer en Pontones, pero antes nos desplazamos hacia la Fuente del r?o Segura.

Y llegamos a una poza, de aguas cristalinas, rodeada de un parque.

Demasiado transformado por la mano del hombre c?mo para que nos llegue a gustar. En estas sierras la naturaleza gana por goleada y aqu? se ha dejado avasallar.

?



Publicado por talipo @ 12:51  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Marhya
Mi?rcoles, 08 de diciembre de 2010 | 16:26

Precioso todo. Me ha llamado la atención lo del taller astronómico, me parece una idea estupenda.

Un beso.

Publicado por talipo
Mi?rcoles, 08 de diciembre de 2010 | 19:52

A mí también me pareció una buena idea. No sabes los cielos tan estellados que se ven por estos lugares.

 

Besotes!!!