Jueves, 04 de abril de 2013

1000A, Marmar y yo tenemos una historia con el color turquesa, que nos hermana y que algún día contaré aquí..., o no.Gui?o

Y de esta guisa, el 24 de enero, nos acerca Jucha a Salamanca. Y allí nos deposita.

Desde que conocí Salamanca he tenido ganas de visitar la Casa Lis. Un pequeño museo en el que se expone una estupenda colección de objetos, principalmente, de art nouveau y decó.

El edificio que lo alberga, además, es una joyita modernista en pleno casco antiguo de la renacentista ciudad de Salamanca.

Una bonita sorpresa.

La colección del anticuario D. Manuel Ramos Andradé se deposita en estas dependencias en 1995, salvando, con ello, de la ruina al edificio. En perfecta simbiosis.

Dentro del museo no está permitido tomar fotografías, excepto en la cafetería.

Así que aprovecho el rato del cafelito para disparar cómo una loca.

Disfruto muchísimo con las estupendas piezas de vidrio y cristal que el Sr. Ramos atesoró, con las crisoelefantinas, con la increible colección de muñecas de cartón piedra, con las postales de la época... Y con el edificio, que conserva algunas de las vidrieras más espectaculares que he visto nunca en una obra civil y que luce una estupenda retauración.

Pero ve a verlo y compruébalo, qué merece la pena.

Salimos casi a la hora de tomar algo por la ciudad, en la que hay decenas, si no cientos, de lugares en donde meterse.

Al final acabamos aquí, en La Sureña, atraidas por este divertido cartel.

Aunque bebimos Barbadillo y tomamos gambas. Muy salamantino...

Para hacer tiempo el postre y el café nos lo tomamos en el Novelty de la Plaza Mayor. Todo un clásico.

Hasta que abren la Catedral, pero se nos hace tarde para subir a la torre campanario desde la que poder ver toda la ciudad de oro.

Y paseamos por su calles, sus soportales, sus plazas...

Hasta que llega la hora de coger el tren y volver a Valladolid.

Mas sobre la Casa Lis.


Tags: Vericuetos, amiguetes, castilla y león, salamanca

Publicado por talipo @ 8:00  | Vericuetos
Comentarios (7)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 04 de abril de 2013 | 10:34

Fue un dia de desconexión. La verdad que hay que hacer mas escapaditas como esta. Vamos eligiendo otra ciudad /pueblo??

Publicado por talipo
Jueves, 04 de abril de 2013 | 14:05

¿Eres Marmar, no? Venga, te toca elegir a ti...

Besotes.

Publicado por Marmar
Jueves, 04 de abril de 2013 | 14:21

Tanto se me nota??  Yo que queria pasar de incosnito... Hemos dicho que Zaragoza no vale, pero igual Palencia... tengo que ver si la proxima semana anda una amiga por alli, para hacerla una visita.

Publicado por Marhya
Jueves, 04 de abril de 2013 | 19:29

¡Que bonito! Mira que no he estado en Salamanca y está como quien dice a la vuelta de la esquina.

Besos.

Publicado por talipo
Jueves, 04 de abril de 2013 | 21:38

Marmar, Palencia me parece buen destino. Y también hay un museito allí que me gustaría ver. Y allí sí que puedo hacer bien de cicerone, que me la conozco bastante bien.

Marhya, no tienes perdón!!! tomatazo Salamanca es la reórdiga, hablando claro. Tienes que ir o-bli-ga-to-ria-men-te.

Besotes a ambas!!!

Publicado por Carmen43
Jueves, 04 de abril de 2013 | 22:20

Uf ¡cuánto me gustaría ir! me ha encantado la cristalera y las sillas, y el mueble del fondo... todo, ahora voy a ojear el enlace que has puesto.

Publicado por talipo
Viernes, 05 de abril de 2013 | 11:45

Lo pasarías bomba, Carmelilla. Estoy convencida. Apunta para tu próxima visita a Salamanca.

Besotes.