Lunes, 08 de abril de 2013

Esta tarta es lá típica de la familia Coar. Mi abuela Gloar la hacía en todos los cumpleaños y en algunas celebraciones más.

Para mí esta tarta es algo más que un postre rico. Comerla me traslada a mi niñez. Y compartir la receta, ahora, significa incluir, de alguna manera, a todos los que vais a leer la receta, a los que vais a anotarla y a los que vais a hacerla en ese círculo maravilloso que es mi familia.

Necesitarás:

Un huevo

125 g de azúcar

125 g de chocolate al gusto

125 g mantequilla o 90 g de aceite

250 g de leche

36 galletas Chiquilín

2 cucharadas soperas de ron, cognac, o algún otro espirituoso

Y la montarás así:

Disuelve el chocolate al calor con 4 ó 5 cucharadas de leche.

Deja enfriar bien.

Mezcla la mantequilla con el azúcar, batiéndolo bien.

Añade la yema de huevo.

Mezcla ambas cremas y la clara batida a punto de nieve.

Mezcla la leche sobrante con el licor.

En una bandeja rectangular coloca un piso de galletas, mójalas con un poco de leche con el espirituoso.

Cubre con una capa de crema.

Coloca otro piso de galletas, leche y crema.

Y así, hasta tres pisos.

Remata con crema y decora al gusto. Nosotras hacemos rayas y pichurritos con un tenedor.

Deja enfriar en la nevera.

Paladealá, disfrutalá despacio y siéntete feliz, como yo cuando la tomo. Beso


Tags: Cacerolas, repostería, parentelas

Publicado por talipo @ 8:00  | Cacerolas
Comentarios (9)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Kris
Lunes, 08 de abril de 2013 | 9:01

Gracias, a mi me recuerda también a mi niñez. Si cierro los ojos puedo aún recordar su sabor, su olor. 

Publicado por talipo
Lunes, 08 de abril de 2013 | 9:24

Es que su sabor es inconfundible...

¡Besotes!

Publicado por nuria_38
Lunes, 08 de abril de 2013 | 11:49

Ojalá todos mis deseos se cumplieran tan rapidamente. Estas tartas es que me encantan, ya tengo una publicada en mi blog, pero no tiene nada que ver. La pruebo, a la mínima oportunidad que tenga, y sé que nos va a encantar.

Un honor contar con esta receta, heredada de tu familia, y que ahora formará parte de mi recetario también.

Por cierto, qué gracia me ha hecho, así que cuando vea a alguien Brindis  signficará que es muy espirituoso jaja, qué elegancia de términos.

Muchísimas gracias mi niña, besotes gordos y que tengas buen día.

Publicado por talipo
Lunes, 08 de abril de 2013 | 12:20

Cuando nuestros deseos son sencillos se cumplen y con rapidez. Ahí está parte de la esencia de la verdadera felicidad. Gui?o

Me paso a ver tu tarta, que seguro que también está súper.

¿Nunca habías oido llamar a los alcoholes o licores espirituosos? A mí me encanta ese término!!! Muchas risas Muchas risas Muchas risas

Besotes y buen día para ti también.

Publicado por Marhya
Lunes, 08 de abril de 2013 | 18:06

¡Madre mía, qué pinta! Pues con tu permiso, soy de las que se va a unir al clan y guardársela, tiene que estar estupenda. He comido muchas tartas de galleta, pero esa cremita entre capas tiene que estar de vicio, te ha quedado total y absolutamente apetecible.

Un beso, ¡y gracias por compartirla!

Publicado por Marhya
Lunes, 08 de abril de 2013 | 18:09

Estoy intentando pinearla, pero no lo consigo, tendré que gardarla por el método clásico (qué comodona me vuelve la tecnología).

Publicado por talipo
Martes, 09 de abril de 2013 | 0:56

Encantada, Marhya!!!

Yo tampoco consigo pinear nada del blog, no encuentran las imágenes... Llorando

Besotes.

Publicado por violemivi
Mi?rcoles, 10 de abril de 2013 | 12:27

Pero que rica!!!!

voy a puntarme la receta y para el proximo cumple la hago asi a ver que tal!!

La hice una vez con otra receta y la verda es que no me salio muy bien...loco

Un besito cielo

Publicado por talipo
Mi?rcoles, 10 de abril de 2013 | 14:50

Hola viole, guapetona, ya me contarás que tal!!!

Besotes