Lunes, 25 de noviembre de 2013

Antes de llegar a Noja Beatroz nos propuso un plan, para cuando coincidiéramos allí.

Y el viernes, 16 de Agosto, tras comer en Casa Enrique, tiramos para el valle de Penagos.

A escasos 30 kms de Noja, una media horita, se encuentra Alpacas de la Tierruca.

Una granja de alpacas, sí, ¡en medio de Cantabria!

Allí nos reciben Pili Y Paco, un matrimonio de emprendedores, cómo se les llama ahora, que se han liado la manta a la cabeza y han decidido criar estos camélidos, de origen andino.

¿Y para qué? Pues para producir lana, o fibra, cómo prefiere llamarlo Pili. Dice que la lana se asocia a las ovejas y que ellos producen otro producto diferente.

Nos cuentan cómo se metieron en semejante tinglado, importando unas cuantas hembras preñadas de Francia. Cómo han visto crecer la manada. Cómo esquilan a sus alpacas cuando llega el momento.

Cómo cardan la fibra.

La hilan... Con el huso...

...o la rueca...

Hasta conseguir estas madejas de fibra maravillosas.

Todo a mano, y volcando en su labor un cariño increible.

Después pasamos a sociabilizar con los animalitos en cuestión.

Cerca del taller hay tres alpacas que se dejan pasear tranquilamente. Tocar los moños aterciopelados. Y que posan con desparpajo.

Nuestra foto de familia... Gui?o

Las hembras están en un cercado mayor.

Hay que sentarse para que se acerquen, y ofrecerlas un poco de comida. Ellas, confiadas, se arriman.

En la ladera de enfrente están los machos. Pili y Paco controlan muy bien la crianza.

Ellos parecen más ariscos.

Pero pronto ven que somos buena gente y se colocan cerca.

Entablando, incluso, conversación con uno de los perrines de la casa.

Beatroz y yo no nos resistimos y adquirimos unas madejas.

Ambas nos llevamos algo de fibra en su bonito color natural, cómo el marrón y el beige, y uno teñido, también de forma artesanal y con materiales orgánicos. Naranja para Beatroz...

...y azul para mí...

Con mis madejas he tejido un cuello de crochet.

Quería algo especial para este material singular. Por eso he elegido este patrón que hace que los colores tomen importancia por sí mismos y se marquen bien los contrastes.

Es una gozada trabajar con esta fibra tan suave, que resbala por el gancho y que, al ser irregular, le da mucha personalidad a la prenda.

Y un placer haber compartido la tarde-casi noche, con Pili, Paco y parte de su familia, terminando con una rica quesada en el confortable porche de su casa.

El verano que viene volvemos con los sobrinos, seguro.

Si quieres saber más... Aquí.


Tags: Vericuetos, parentelas, aficiones, cantabria, penagos

Publicado por talipo @ 15:04  | Vericuetos
Comentarios (7)  | Enviar
Comentarios
Publicado por nuria_38
Lunes, 25 de noviembre de 2013 | 16:10

Hola guapa, me ha encantado esta entrada. La foto de familia, genial, yo me pido la blanca....qué mona, con su moño a lo loco Sonrisa

Muy  interesante lo que nos cuentas, y desde que enseñasta la foto con las madejas, sabías que ibas a picar jaja

Besotes, mi niña.

Publicado por Gcha
Lunes, 25 de noviembre de 2013 | 16:29

Si, a mi tambien me llevaron!!!. que chulada un planazo!!. bxs

Publicado por talipo
Lunes, 25 de noviembre de 2013 | 17:03

Nurieta, mi niña, lo pasamos genial. Y sí, íbamos a por las madejas, pero nos trajimos mucho más. Hay que ver que pareja más encantadora y que bichines más salaos'.

Gecha, la próxima vez concertamos cita y le hacemos una visita formal. Gui?o

Besotes a las dos.

Publicado por Beatroz
Martes, 26 de noviembre de 2013 | 8:11

Fue un día estupendo y un descubrimiento, tanto la granja como sus habitantes. Ay! el verano....

Publicado por Marhya
Martes, 26 de noviembre de 2013 | 10:03

¡Anda, qué majicas! Que confiadas con las personas y los perros, ¿no?

Un año de estos me pondré a tejer, aunque alf inal siempre se va quedandod e lo último de la lista.

Besos.

Publicado por violemivi
Martes, 26 de noviembre de 2013 | 11:33

Jooooo, yo no sabia nada de que huviera una granja asi en mi tierruca...menos mal que estás tu para pegarme un tironcillo de orejas (jejejejejeGui?o )

En fin!!! en muchos temas vivo en la ignorancia...

Muy interesante el post cielo. Besitosssssssssssss

Publicado por talipo
Mi?rcoles, 27 de noviembre de 2013 | 22:50

Beatroz, un día genial y muy diferente. El verano...snif...

Marhya, son muy graciosas, tan curiosonas. Y de cerca, cómo grandes peluches.

Viole, es que hay muchas cosas que ver en nuestra Cantabria. Pero ésta es de las más peculiares, que yo conozca.

Besotes a las tres!