Martes, 21 de enero de 2014

El domingo, 8 de diciembre, amanece precioso. El cielo despejado y el aire frío. Los alrededores nos llaman.

Nuestra primera parada es en Puentedey. Nos hemos hecho clientes habituales del frutero y cargamos en cantidad.

En casa, aún, hay cebollas rojas y nueces.

El pueblo se asienta sobre una roca que el río ha horadado. Las callejuelas son empinadas, estrechas, y desembocan en el Palacio de Brizuela.

Este potente edificio se levantó en los siglos XV y XVI. Entre sus moradores hubo alcaides de Castillo de Berlanga, ayudantes del Comendador de Castilla... Gentes ilustres, de alta alcurnia.

Desde allí arriba se domina el territorio circundante. Eso, en esos siglos, es signo de poder.

A pocos metros vislumbramos la Iglesia de San Pelayo, de sencillo exterior.

El tímpano de su puerta principal me deja ver un curiosísimo relieve de ¿San Jorge luchando contra el dragón? ¿Un caballero contra una serpiente? ¿El Bien contra el Mal?

Bello por su simplicidad, propia de los albores del siglo XI.

Pero en Puentedey gana la arquitectura popular.

Con detalles en los que recrearse.

Y el conjunto general de una villa casi imposible, que ahí continúa.

Mi empeño en ver la Cascada de las Pisas nos lleva ahora a Soncillo y Villabascones.

La ruta parece sencilla, pero las indicaciones de un paseante nos confunden y acabamos metidos en un camino embarrado, pringados hasta las rodillas, pero disfrutando de un hermosísimo hayedo, que ha tirado la mayoría de su hoja.

Huele a fresco y me gusta andar sobre esta alfombra cobriza.

De vuelta observamos Puentedey de espaldas.

Si no fuera por los tejados rojos se perdería entre los cortados.

Ya en casa nos fotografiamos con nuestro anfitrión más importante.

Comemos, recogemos, hacemos las maletas y partimos hacia Valladolid.

Dejamos el día, y el puente, atrás, junto al Pantano del Ebro. El otro mar de Cantabria.

Y un impactante atardecer.


Tags: Vericuetos, amiguetes, castilla y león, burgos, nela

Publicado por talipo @ 7:25  | Vericuetos
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Publicado por su se?oria pitufina
Martes, 21 de enero de 2014 | 10:35

hace q nosotros no tenemos ni cebollas ni nueces un monton de tiempo, tendremos q volver a comprar alli

Publicado por talipo
Martes, 21 de enero de 2014 | 11:22

Te pasaré nueces...

Qué las cebollas son "mi tesoro".

Beso Beso Beso

Publicado por talipo
Martes, 21 de enero de 2014 | 11:25
Publicado por su se?oria pitufina
Martes, 21 de enero de 2014 | 13:24

te acaban de salir orejas picudas

Publicado por Alco
Martes, 21 de enero de 2014 | 18:57

Osea que el sr. concejal hace horas extras vendiendo cebollas y nueces!!!!! y lo sabe la "guarrilla pelirroja" (cuchufelta)

Publicado por talipo
Martes, 21 de enero de 2014 | 22:12

Muchas risas Muchas risas Muchas risas Es más Gollum que Enrique Pastor...

Un besote fuerte.