Martes, 18 de febrero de 2014

Cecar nos propone planazo para el Domingo, 9 de Febrero.

Oir misa en la Basílica, pasear por el valle y comer en la Hospedería. ¡¡¡Vamos de cabeza!!!

Llegamos pelín tarde a la misa, justo a tiempo de escuchar los Evangelios y de ver una consagración apabullante, con efectos luminotécnicos incluidos... Es raro, en estos tiempos, una misa concelebrada por nueve sacerdotes. La escolanía del Valle, además, suena de maravilla.

El paseo... cómo que no...

Nieva a más no poder.

Sacamos, como podemos, los coches del aparcamiento de la Basílica, y nos dirigimos a la Hospedería, en la parte de atrás.

He visitado el valle muchas veces, con mis padres y con amigos, pero nunca había llegado a esa zona.

Y si la Basílica es impactante, la Hospedería no se queda atrás.

La cruz apenas se intuye,

entre la ventisca...

Una enorme plaza porticada abraza a un, hoy, blanquísimo jardín.

Aquí se encuentra la Abadía, en donde residen los monjes benedictinos, que se encargan del culto litúrgico de la Basílica.

También está la Escolanía, en donde reciben formación unos cincuenta niños, haciendo especial hincapié en la Música.

Es la única escolanía del mundo que canta gregoriano todos los días del año...

Y la Hospedería... Qué cuenta con un restaurante en el que comemos un casero menú del día a muy buen precio.

El interior es muy sobrio, pero este cactus de navidad (Zigocactus troncatus) pone la nota de color.

Todavía impresionada por la inmensidad del monumento y el acompañamiento perfecto de la nieve, salgo al exterior, de nuevo.

Es cruzar el Tunel de Guadarrana, camino de casa, y ver el sol...


Tags: Vericuetos, parentelas, madrid, valle de los caídos, el escorial

Publicado por talipo @ 10:53  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Alco
Mi?rcoles, 19 de febrero de 2014 | 11:19

Que bonito todo, y mira que no recuerdo haber estado nunca, sería pequeño ........., lo mejor la presidencia de la mesa!!!!!!

Besos

Publicado por talipo
Viernes, 21 de febrero de 2014 | 13:50

¡¡¡Las presidencias muy importantes!!!!

Pues yo sí que recuerdo haber estado en varias ocasiones, con los jefes, y otra con el abuelo Carco, seguro. Serías enano...

Besotes.