Lunes, 11 de mayo de 2015

No puedo terminar esta serie de crónicas sobre Lisboa sin contar la estupenda grilhada con la que D. Fervel y Dña. Luial nos obsequiaron el sábado a la hora de la comida para nosotros, y la merienda para ellos. 

Perfecta para satisfacer a los atletas:

   

....y a la nuera... 

Todo muy rico y muy abundante, que hubiera dicho Chuny...

Para bajar la comida, la Fonte da Telha es el lugar ideal. Apenas unos kms la separan de casa de Veal y esta playa tiene arena para aburrir al más paseador. 

Allí nos reencontramos con Ancas y su familia. Los niños han crecido mucho desde la última vez que estuvimos con ellos hace dos años.

¡¡¡Qué gozada!!!

Ancas es compañero de la facultad de biológicas de Jucha y vive en Lisboa hace ya años. No podemos ir sin avisarle. Y él se pone en marcha para poder coincidir.

¡¡¡Postura de mínima resistencia!!!

Aunque a mí me sigue pareciendo que somos sardinas... Gui?o


Tags: Vericuetos, Portugal, Costa da caparica, amiguetes

Publicado por talipo @ 13:53  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por marmar
Lunes, 11 de mayo de 2015 | 14:13

Abundancia???NO! Si apenas sobró 4 kg de carne.... 

Publicado por talipo
Lunes, 11 de mayo de 2015 | 14:24

Muchas risas Muchas risas Muchas risas Muchas risas