Jueves, 11 de junio de 2015

Sobre todo a mediodía...

La mañana es fresca, pero según se acercan las doce..., sobran las chaquetas.

En Navalsauz andan, también, liados con una nueva fuente.

Tratan de llevar el agua hasta la casa y son metros y metros de manguera, campo a través, los que se necesitan.

Comprobando que sigue brotando, pese a los cambios de nivel.

Cada cierto tiempo hay que hacer empalmes. Es duro el trabajo.

En la huerta Eli y Save TheManti curran desde temprano.

Ellos han optado por un modelo más ecológico y pasan de usar plásticos para los acolchados.

Les echamos una mano colocando hierbas secas entre los nuevos plantones, para retener mejor la humedad. Luego las van sujetando con piedras y el resultado, además, es muy bonito.

Siempre pendientes del agua...

Mi bisabuelo Jupi, que era agricultor, siempre decía que vivia mirando al cielo.

Las hay que prefieren mirar, y tenderse, al sol... en los lugares más inverosímiles.

Supongo que la rueda quema lo suficiente para que la tipa esté a gusto.

Otra faena, no menos importante, es la de quitar todas las espigas y arrancamoños de los calcetines de trabajo, antes de echarlos a lavar. Mira a Dicky, qué concentrado...

Para reponer fuerzas Beatroz ha puesto esta mañana un corderito al horno. ¡Cómo nos conoces!

Le sale jugoso a tope y muy sabroso.

Isla ya piensa en los huesecillos que va a roer esta semana.


Tags: Vericuetos, parentelas, castilla y león, ávila

Publicado por talipo @ 11:19  | Vericuetos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por nuria_38
Jueves, 11 de junio de 2015 | 15:19

Hola guapísima !!!

Me ha encantado la entrada, ver lo guapa que está Isla, ese corderitooooo, y la última foto.

Besitos gordos mi niña, feliz día.

Publicado por talipo
Jueves, 11 de junio de 2015 | 23:42

Holaaaaa! Me alegra verte!

Estoy retomando el blog y ando un poco perdida, pero verás que no me falta fuelle.

Besotes!!!